Atom Y la Salude
Declaración de inocuidad para la salud del hombre 

  • Los ablandadores tradicionales con resinas intercambiadoras, de cualquier marca y modelo, tratan el agua "químicamente": intercambian iones de calcio (Ca++) y magnesio (Mg++) con iones de sodio (Na+), reducen la dureza del agua pero añaden también sodio en cantidades que son mayores cuanto más alta es la dureza del agua; además, las resinas intercambiadoras deben desinfectarse periódicamente para prevenir la proliferación bacteriana.
  • Las plantas con polifosfatos añaden sales a base de fósforo al agua.
  • En las plantas de tratamiento del agua por ósmosis, las membranas, con sus orificios de distinto diámetro, sustraen al agua todas las sales disueltas y todas las demás substancias, orgánicas y no, contenidas en ella.
  • Nuestros sistemas antical físicos SFAP (comercializados desde hace 15 años) y ATOM (actualmente equipados con nuevos circuitos) representan la solución adecuada para los problemas derivados de la cal porque:
    1. no entran en contacto con el agua ni con las tuberías, por lo que no se plantean problemas de hidrólisis, ni tampoco de corrientes vagabundas;
    2. funcionan correctamente por lo que no hay que añadir ningún producto químico;
    3. por consiguiente: si era potable antes del tratamiento, el agua tratada con nuestra tecnología sigue siéndolo también después del tratamiento;
    4. nuestro tratamiento no modifica ninguna de las características organolépticas del agua, por consiguiente no se produce ninguna alteración de los minerales contenidos en ésta;
    5. en la zona de tratamiento comprendida entre los dos electrodos - aproximadamente 1,60 metros - sólo hay un campo eléctrico muy débil localizado, y debido al acoplamiento capacitivo realizado en la tubería metálica;
    6. nuestros aparatos no producen campos magnéticos: nuestra empresa, a diferencia de otras pertenecientes al mismo sector, respaldada por un profundo conocimiento electrónico, ha elegido, desde siempre, no usar campos magnéticos por los conocidos problemas que generan;
    7. nuestros sistemas antical físicos son ecológica y económicamente la mejor solución para el tratamiento de la cal existente en el mercado, tanto nacional como extranjero, porque no alteran las características químico-físicas del agua, garantizando la plena utilización mediante grifos, duchas, lavadoras, calderas, calentadores y previenen la formación de las incrustaciones o las eliminan.

Podemos, por consiguiente, afirmar serenamente que nuestros aparatos SFAP y ATOM no son absolutamente nocivos para la salud del hombre, cumplen el Decreto Legislativo N°31 del 2.2.2001 en vigor y el sucesivo Decreto Legislativo N°27/2002, son fácilmente instalables y requieren un mantenimiento mínimo: es suficiente efectuar un simple control de los pilotos luminosos con led cada 6 meses.